miércoles, 19 de abril de 2017

ABRIL y sus poemas rápidos de cuaderno


*
Vivir ha sido
una improvisación
con música de fondo,
oídos tibios
escuchando
a eterna sinfonía
del devenir inquieto

del absurdo
pero ha sido

un suceso
una pequeña gloria

que nos mantiene vivos.




*
Fumo cigarros
así como veo
aviones
ir y venir
cuestarriba la vida
este costal de huesos

que son eternidad
como un poema
de Huidobro,
magia viva,
sueño aliento

donde los cigarros
mueren
como días tercos.




*
Vamos,
entrá en mi cabeza,
atrevéte a desarmar
mi cuenca abierta
y galaxia en espera

de ruidos
y silencios,
toda grieta,

que es solo de guitarra
que abre a otras puertas

donde nos encontraremos.




*
Escribo pirámides
que son estrellas
diminutas
para otros,
mi camino
es noche lenta

y devenir
de solo sorpresas,

calles que se encuentran
y esquinas que se doblan

como servilletas
de una cafetería abierta

donde estoy
hablándome
a mí mismo.




*
Veinte años
de escribir
es verse

frente al espejo
sin parpadear la resaca
de los mortales con sus horas,

es ver
la risa
que arde

mientras lloran los olvidos

es todo
y nada,
solo son cosas que se dicen.




*
Bebo cerveza
en las mismas cantidades
que una ola revienta
sobre la costa arena
de lo inevitable,

es más,
ahora que me lees
bebo algo
que podría ser tu sangre
oscura
y fría,

tu saliva nueva de esta noche
que me reinventa.




*
Ejercitar las piernas
corriendo tras
tus piernas largas,
tras tus despedidas,

ejercitar la lengua
entre tus piernas
jugando con tus labios

versando lunas
en el viento gélido
de lo que se dice,

gimiendo inviernos
que mis piernas
no alcanzan

a alcanzar todo tu silencio.