jueves, 19 de mayo de 2005

No tengo palabras, aún, para descifrar esa tu lejana mirada binaria.